Skip to main content

Introducción al Reencuadre en PNL

Vivir implica afrontar en ocasiones retos y situaciones difíciles, y nuestra respuesta a esos retos y situaciones puede realmente suponer toda la diferencia: podemos complicar aún más las cosas, o podemos, mediante el Reencuadre en PNL, utilizar esas mismas situaciones para aprender, crecer, e incluso salir de ellas más reforzados, sabios y mejor preparados.

El Reencuadre en PNL (Programación Neurolingüística) consiste precisamente en modificar la perspectiva desde la que yo interpreto el significado de un evento o situación, de modo que yo pueda elegir la perspectiva que me resulte más útil para mantener mi pensamiento y mis emociones alineadas a la respuesta que yo quiero tener ante dicho evento o situación.

Es decir, el Reencuadre en PNL me permite re-interpretar el significado de esa situación de la forma más efectiva para buscar la mejor solución o la mejor forma de superar o gestionar dicha situación de acuerdo a mis objetivos e intereses.

El Reencuadre en PNL y tu Elección de Respuesta

El Reencuadre en PNL me permite cambiar el “marco” de percepción que adopto acerca de un determinado evento o situación, re-enmarcando dicho evento o situación en un nuevo “marco” perceptivo, más útil para mis propósitos y objetivos.

Así, una determinada experiencia que en principio es percibida como fundamentalmente mala o negativa, puede ser percibida también desde una perspectiva diferente, viendo las ventajas y aspectos positivos que puede traer.

Por ejemplo, imaginemos que un amigo ha perdido su trabajo, ha sido despedido.

En principio, podemos pensar que es una situación problemática, mala, que no trae nada bueno y, desde esa perspectiva, probablemente nuestra respuesta sería el lamentar con él la situación, compadecerle, buscar culpables, etc., todo lo cual estaría sin duda reforzando su papel de víctima.

Imaginemos, sin embargo, que nuestro amigo interpreta la situación desde otra perspectiva y le da otro significado, más positivo: lo ve como una oportunidad para hacer algo que lleva tiempo queriendo hacer, que tiene que ver con emprender por cuenta propia, o formarse en X para poder dedicarse a lo que verdaderamente le gusta, o tener más tiempo para X, etc., etc.

Desde este “marco”, que le permite interpretar la nueva situación como una “oportunidad” en vez de una “fatalidad”, nuestro amigo va a jugar un papel muy diferente al de “víctima”; va a jugar el papel de “protagonista” de sus propios avances y resultados, mucho más proactivo y orientado a la acción positiva hacia el logro de sus metas.

Nuestro amigo ha elegido un “marco” de interpretación del significado de “ser despedido” centrado en percibir las oportunidades positivas que dicho cambio trae.

Nuestro amigo está también así decidiendo cómo va a responder a dicha situación.

Tipos de Reencuadre en PNL: Reencuadre de Contexto y Reencuadre de Contenido.

Cuando cambiamos el “marco” de interpretación de un determinado comportamiento o situación, podemos variar nuestra perspectiva atendiendo tanto al significado mismo que atribuimos a dicho comportamiento o situación, lo que se conoce como reencuadre de contenido, como al valor y significado relativos de dicha situación o comportamiento, según el lugar, momento, y circunstancias, en las que ese situación o comportamiento tenga lugar, lo que se conoce como reencuadre de contexto.

Veamos ahora brevemente en más detalle cada uno de estos tipos de reencuadre:

Reencuadre del Contenido

El reencuadre de contenido consiste en cambiar el “marco” del significado, en términos causa-efecto o de equivalencia compleja, entre una determinada circunstancia o comportamiento y cómo yo valoro y me siento acerca de ese comportamiento o circunstancia.

Por ejemplo, imaginemos que en mi trabajo me asignan a un proyecto especialmente complejo, novedoso y retador, que va a requerir bastante tiempo y esfuerzo extra para llevarlo a cabo.

Si mi primera interpretación de esta situación es verlo como un “marrón”, que solo trae problemas y dolores de cabeza a mi vida, entonces tanto mi pensamiento como mis emociones girarán en torno a un estado de “frustración” o “disgusto”, y desde ese estado mis comportamientos más probables serán la queja, la protesta, la resistencia, la discusión, la culpabilización, etc.

Y además, atribuiré mi pensamiento, estado emocional y comportamientos asociados, a la “asignación del proyecto “marrón” a mi persona, de modo que:

  • Proyecto “marrón” –> causa –> “frustración”, o Proyecto “marrón” –> igual a –> “frustración”

Pero, ¿podría ese mismo proyecto “significar” algo distinto de “frustración” para mí?

Todo dependerá del “marco” de percepción que yo adopte.

Quizás para otra persona ese mismo proyecto, en vez de “frustración”, significaría:

  • Proyecto X –> causa/igual a –> “oportunidad de aprender X”
  • Proyecto X –> causa/igual a –> “oportunidad de demostrar X”
  • Proyecto X –> causa/igual a –> “oportunidad de desarrollar y poner en práctica las habilidades X y Z”
  • Proyecto X –> causa/igual a –> “oportunidad de introducirme en algo nuevo con más futuro”.
  • Etc.

Y dado que el proyecto es el mismo, lo que cambia es el marco de percepción adoptado por cada persona en dicha situación, y la consecuente interpretación diferencial de su significado.

Reencuadre de Contexto

Hasta un reloj parado da la hora correctamente dos veces por día

El Reencuadre de Contexto consiste en cambiar el “marco”, no ya del significado de una determinada circunstancia o comportamiento, si no del “escenario”, “ambiente”, “momento”, o “entorno” en el que ese determinado comportamiento o situación se valora, se juzga o se interpreta.

Démonos cuenta de que prácticamente todos los comportamientos y situaciones pueden ser útiles para conseguir algo, y que ese algo puede variar dependiendo de lugar, el momento y las “reglas de juego” del “escenario” donde tiene lugar el comportamiento o situación.

Por ejemplo, un comportamiento “asertivo” puede conseguir algo muy diferente en “escenarios” tan distintos como el ejército, una orden religiosa, un trabajo a destajo, una startup, una relación sentimental, un combate, una negociación, etc.

Es decir, ser “asertivo” no es “per sé” bueno ni malo, simplemente producirá resultados diferentes en diferentes “escenarios”.

Probablemente ser “asertivo” en el ejército, en una orden religiosa o en un trabajo a destajo, puede ser interpretado, enjuiciado o valorado por los mandos/responsables/jefes/encargados de dichas organizaciones como sinónimo de rebeldía, insumisión, soberbia, desobediencia, arrogancia, egocentrismo, desacato, etc.

Sin embargo, se interpretaría de una manera muy diferente en una startup, en un combate, en una negociación, en una relación romántica, etc., probablemente como sinónimo de seguridad, auto-confianza, madurez, ambición, determinación, iniciativa, pro-actividad, etc.

Tan solo busca el contexto en el que tu comportamiento te resulta más útil para acercarte a tus metas. Pregúntate: ¿Dónde, cuándo, con quién, y bajo qué “reglas de juego”. me puede este comportamiento resultar útil?, es decir: ¿en qué contexto?

Reencuadre en PNL

Reencuadre en PNL: El Arte de cambiar tus “marcos”

Cuando colocamos algo en un marco distinto, bien a nivel de contenido, bien a nivel de contexto, bien a ambos niveles, cambian también nuestros pensamientos y nuestras emociones en relación a la situación o comportamiento que estamos re-enmarcando y, a su vez, esos cambios en nuestros pensamientos y emociones dan lugar a diferentes decisiones y acciones, lo que, como no podría ser de otra manera, genera diferentes resultados.

Esta es la “magia” del reencuadre en PNL. Supone un punto de “bifurcación” o “plurifurcación” hacia diferentes futuros posibles.

Tu futuro, en términos de los resultados que consigues en el tiempo, depende enormemente de tus acciones, la cuales dependen de tus decisiones, las cuales dependen de tus pensamientos y emociones, las cuales dependen de…”tu elección del marco perceptivo de referencia que eliges a la hora de interpretar el significado de tus comportamientos y de tu circunstancias”

Reencuadre en PNL I: Del marco “problema” al marco “resultado”

“No vas al supermercado con la lista de las cosas que NO quieres”

Marco “Problema”

Si te quedas en el marco “problema” cuando enfrentas un reto o una circunstancia, solo apreciarás las dificultades, las carencias, las amenazas implícitas, los riesgos, y los recursos ausentes en dicha circunstancia.

Entonces, pensarás en términos muy negativos, y experimentarás emociones también muy negativas, con lo que tus decisiones y comportamientos consistirán fundamentalmente en negar, acusar, culpar, renunciar, maldecir, atacar, resistirte, quejarte, evitar, etc.

Marco “Resultado”

Si optas por el marco “resultado”, te centrarás en todo lo que esa misma circunstancia puede ofrecerte para acercarte más a las metas y logros que quieres conseguir, así como en desarrollar todos los recursos necesarios para alcanzarlos.

De ese modo, transformas un decreto de “problema” en un decreto de “resultado”, es decir te centras más en aquello a lo que te quieres acercar, en vez de aquello de lo que te quieres alejar; miras a través del parabrisas, hacia delante, y no al retrovisor.

Ejemplo 1: Las ventas bajan

  • Marco “problema”: “¿de quién es la culpa?”, “se veía venir”, “no soy suficientemente bueno”, “por qué hemos llegado a esto”, etc.
  • Marco “resultado”: “¿cómo las subimos?”, “¿soluciones?”, “qué podemos hacer mejor?”, ¿en qué vamos a cambiar para vender más?, etc.

Ejemplo 2: Me despiden de mi trabajo

  • Marco “problema”: “¿de quién es la culpa?”, “¿qué he hecho mal?”, “no voy a poder afrontar esto”, “no valgo para este trabajo”, etc.
  • Marco “resultado”: “voy a re-orientarme hacia…”, “buscaré un trabajo más gratificante”, “voy a formarme en…”, “voy a dedicarme a…”, “quiero lanzar X”, etc.

Es decir, pasamos de centrarnos en las limitaciones a centrarnos en las posibilidades, de modo que generamos un estado de recursos que nos ayuda a pasar a la acción para acercarnos a los resultados que buscamos.

Reencuadre en PNL II: Del marco “fracaso” al marco “feedback”

“Si quieres tener éxito, fracasa rápido”

“Tu último error, tu mejor maestro”

“Unas veces ganas y otras aprendes”

“Ningún mar en calma hizo bravo marinero”

Marco “fracaso”

Cuando permaneces en el marco “fracaso”, después de que el resultado que esperabas o buscabas no ha sido alcanzado, tiendes a centrarte en buscar culpables de ese resultado, en cuestionar tu capacidad, en auto-reprocharte decisiones pasadas y en proyectar futuros negativos.

Es decir, estás auto-generando un estado desde el cual es mucho más probable que experimentes emociones negativas, como baja auto-estima, baja auto-confianza, miedo, etc.

Y desde ese estado, es mucho más probable que procrastines, bajes tu productividad, busques excusas para justificarte, o renuncies a tus metas.

Marco “feedback”

Cuando te centras el marco-feedback, después de que el resultado que esperabas o buscabas no ha sido alcanzado, te centras en lo que has aprendido preparándote y esforzándote por conseguirlo, en lo que vas a mejorar y fortalecer para acercarte más a esos resultados que buscas, en cómo vas a variar tus estrategias para aumentar tu efectividad, y en proyectar futuros más favorables.

Es decir, estás auto-generando un estado desde el cuál es mucho más probable que experimentes emociones más positivas y movilizadoras, como alta auto-estima y auto-confianza, alto compromiso personal con tus metas, alta determinación para cambiar todo aquello que quieres mejorar, etc.

Y desde ese estado, es mucho más probable que insistas, que resistas y que persistas, y que, en consecuencia, mejores, progreses y aumentes tu efectividad en todo lo que haces para acercarte más a los resultados que quieres lograr.

Este reencuadre se basa en enfocarse en el aprendizaje y valiosas lecciones inherentes en todos tus intentos fallidos y en los errores que cometes mientras avanzas hacia tu meta, y en aprovechar todo ese aprendizaje para mejorar y aumentar mis probabilidades de éxito futuro de cara a los resultados perseguidos.

Reencuadre en PNL III: Del marco “imposibilidad” al marco “como si”

“Los que piensan que es imposible, no deberían molestar a los que lo estamos intentado”

“Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, tienes razón. La vida siempre te da la razón”

Marco “Imposibilidad”

Palabras como “imposible” o “no puedo” acaban con cualquier plan de acción. “Imposible” y “no puedo” son sinónimos de “The End”, “Fin”, “Koniec”.

Así que en realidad, el marco “imposibilidad”, es el marco más inútil que uno podría plantarse. Es un marco que sólo es útil si quieres rendirte, tirar la toalla y abandonar tus sueños. Para cualquier otro escenario, mejor olvídate de él.

Marco “como si”

El marco “como si”, por otra parte, parte justamente del polo contrario, parte de voluntariamente, decidir y actuar “como si” fuera posible.

Por ejemplo, imagina que tienes que dar una charla en público sobre un tema que dominas, aunque el hecho de hablar en público no te atrae nada y, de hecho, te aterra, y te dices a ti mismo: “No puedo hacerlo, soy incapaz de hablar en público”.

Desde este decreto: “Yo no puedo” o “Es imposible”, tus emociones, decisiones y comportamientos quedan programados para, en efecto, no poder. Porque tu creencia se convierte en una profecía que tiende a auto-cumplirse.

En el caso de marco “como si”, abrimos la posibilidad de que SÍ puedas: “Ok, voy a actuar, a comportarme, “como si” ya fuera un excelente orador y disfrutara enormemente cada ocasión de hablar en público.

Aplicando el marco «como si»:

En ese caso, ¿Qué me diría a mi mismo ante este reto?, ¿Cómo me sentiría?, ¿Cómo me vestiría?, ¿Cómo me movería?, ¿Cómo hablaría?…

De este modo, nos damos permiso a nosotros mismos para, temporalmente, interpretar un papel.

Lo bueno de este decreto es que no necesitamos, para empezar, un compromiso al 100% con un cambio de creencias profundo respecto a nosotros mismos, algo que podría encontrar resistencias de tu ego.

No, el compromiso aquí es el justo y necesario para aceptar el desafío, interpretando un papel, como un juego, lo cuál permite que tu ego se relaje lo suficiente como para dejarte ir en tu papel “como si”. “Al fin y al cabo no es más que un juego, no hay de que alarmarse”, podría decirse.

Así, te atreverás a hablar en público y al hacerlo, estarás comenzado a fortalecer una creencia potenciadora: “puedo hablar en público”; “lo he hecho”. A partir de aquí, solo podrás mejorar en tu habilidad para hablar en público.

Reencuadre en PNL IV: Cambiar el Tamaño del Marco

¿Te has dado cuenta de qué ocurre cuándo cambias el marco temporal que utilizas para evaluar un comportamiento o una circunstancia?

Cambiando la dimensión «Tiempo» (corto plazo – largo plazo):

Por ejemplo: imagina que hoy tienes gimnasio y no te apetece nada ir, además llueve.

Si en estas circunstancias de dices a ti mismo: “No pasa nada por faltar un día, ya iré el lunes”, entonces no irás hoy, y ya a veremos que pasa el lunes.

Si te dices a ti mismo: ¿Cómo va a cambiar mi cuerpo, mi salud y mi bienestar personal en unos meses si voy cada día al gimnasio?, entonces es mucho más probable que vayas hoy y también el resto de días venideros.

Es decir, cuando cambiamos el tamaño del marco temporal del corto al largo plazo respecto a las consecuencias de un determinado comportamiento o circunstancia, podemos experimentar un cambio en nuestra perspectiva e interpretación de la importancia de ese comportamiento o circunstancia respecto de nuestros objetivos y metas.

Otro ejemplo: Si tú ahora mismo te preguntas por el impacto de un comportamiento cualquiera dentro de 1 año, tu percepción acerca de ese impacto será muy distinta de la que tendrías si simplemente consideras ese comportamiento con un hecho aislado y puntual ahora.

Cambiando la dimensión «Número de personas» (personal – colectivo)

Y algo parecido ocurre cuando cambias el tamaño respecto al número de personas a las que afectará un determinado comportamiento o circunstancia.

Así, cuando cambias el tamaño del marco de lo particular o personal (lo que te afecta a ti) a lo colectivo o grupal (lo que afecta a otras personas), tu percepción e interpretación de las consecuencias de un determinado comportamiento o circunstancias, cambian substancialmente.

Por ejemplo: ¿Qué ocurre cuándo cambias el tamaño del marco respecto a la dimensión “número de personas afectadas”, del comportamiento “Fumar”, u “Obtener más ingresos”? (piensa por ejemplo en cómo cambia tu percepción cuando piensas sólo en ti mismo o cuando piensas en tu familia: hijos, padres, pareja, etc.)

Reencuadre en PNL V: Del Marco “Objetivo 1” al Marco “Objetivo 2”

Cuando estableces un objetivo concreto a alcanzar (objetivo 1), este se convierte en el criterio con el que evalúas cuáles de tus acciones y logros son importantes y cuáles no, cuáles son exitosas y cuáles no.

Pero a veces, con el transcurrir del tiempo y el cambio en las circunstancias de tu vida, ese objetivo 1 deja de ser tu objetivo prioritario y centras tu atención en la consecución de un objetivo diferente, llamémosle objetivo 2.

En este caso, habrás hecho una re-evaluación de tus intereses relativos respecto a ambos objetivos.

Por ejemplo: Imagina que tu objetivo 1 en este momento es alcanzar la máxima puntuación en un determinado examen o prueba académica para poder así optar a una determinada universidad.

Y ahora, imagina también que, concentrado totalmente en tus estudios, descuidas tu salud, tus relaciones familiares y tus amistades, algo que acaba en un problema relevante de salud, y al mismo tiempo, en darte cuenta de que estás solo, de que has alejado a tus familiares y amigos de tu vida y que no están a tu lado para ayudarte en este momento delicado de tu vida.

¿Seguirás entonces priorizando por encima de todo la puntuación a alcanzar en el examen?, ¿relativizarás su importancia?, ¿podría “recuperar mi salud” pasar a ser tu objetivo prioritario ahora?

Beneficios de la utilización del Reencuadre en PNL

El reencuadre en PNL es importante porque nos permite cambiar nuestra perspectiva y manejar nuestras emociones de manera más efectiva.

Si podemos cambiar la forma en que vemos una experiencia, podemos cambiar nuestra respuesta emocional y, por lo tanto, nuestro comportamiento.

Esto puede ser útil en situaciones en las que experimentamos ansiedad, miedo, estrés o enojo. Al cambiar la forma en que percibimos la situación, podemos cambiar nuestra respuesta emocional y comportamiento, lo que nos permite manejar la situación de manera más efectiva.

Además, el reencuadre en PNL puede ayudarnos a encontrar soluciones creativas a problemas que de otra manera podrían parecer insuperables.

Pasos para realizar un Reencuadre en PNL

Para llevar a cabo el reencuadre en PNL, es importante seguir estos pasos:

  • Identificar la experiencia o situación que se quiere reencuadrar.
  • Identificar la perspectiva actual y cómo se interpreta la situación.
  • Identificar una nueva perspectiva o marco en el que se pueda ver la experiencia de manera diferente.
  • Evaluar cómo se siente después de haber aplicado el nuevo marco.
  • Practicar el nuevo marco para que se convierta en una respuesta emocional automática.

El reencuadre en PNL es una técnica que se puede utilizar en cualquier momento y en cualquier situación. Aquí hay algunos consejos para practicar el reencuadre en PNL en la vida cotidiana:

  • Presta atención a cómo hablas de una situación. Si te encuentras usando palabras negativas o describiendo la situación de una manera que te hace sentir mal, intenta cambiar la forma en que hablas de ella.
  • Trata de ver la situación desde diferentes perspectivas. Si te encuentras atrapado en una forma de pensar sobre una situación, intenta verla desde el punto de vista de otra persona o desde una perspectiva diferente.
  • Busca el lado positivo de una situación. Incluso en situaciones difíciles, siempre hay algo positivo que se puede encontrar. Trata de enfocarte en eso en lugar de lo negativo.

¿Cómo puedo aprender más sobre el Reencuadre en PNL y sobre PNL en general?

¿Te gustaría aprender más sobre el reencuadre en PNL y sobre PNL en general?

A continuación, te proporcionamos varias fuentes y recursos para seguir aprendiendo:

Libros:

  • “Reframing: Neuro-Linguistic Programming and the Transformation of Meaning” – Richard Bandler
  • “Practical NLP 6: Parts, Frames, and Reframing” – Andy Smith
  • “Programación Neurolingüística (PNL) NE: Claves para mejorar la comunicación, las relaciones personales y conseguir tus objetivos” – Amanda Vickers & Steve Bavister
  • “The Tools: 5 Tools to Help You Find Courage, Creativity, and Willpower–and Inspire You to Live Life in Forward Motion” – Phil Stutz & Barry Michels
  • “Coming Alive: 4 Tools to Defeat Your Inner Enemy, Ignite Creative Expression & Unleash Your Soul’s Potential” – Barry Michels & Phil Stutz

Recursos en Línea:

Cursos de Formación Online:

Programas de Certificación Practitioner y Master Practitioner PNL

Conclusión

El reencuadre en PNL es una técnica poderosa que puede ayudarte a cambiar tu perspectiva y a manejar tus emociones de manera más efectiva.

Al alterar la forma en que vemos una experiencia, podemos cambiar nuestra respuesta emocional y comportamiento, lo que nos permite manejar la situación de manera más efectiva.

Pero cuidado, el reencuadre en PNL no consiste en ponernos unas gafas para ver la vida en color de rosa, auto-persuadiéndonos de que los comportamientos y situaciones a las que hacemos frente son ideales.

Tal mentalidad está en realidad basada en el conformismo, la resignación y hasta el auto-engaño y no puede auténticamente llamarse “Reencuadre”.

La verdadera utilidad del reencuadre en PNL es que nos posibilita y facilita el expandir la perspectiva desde la que interpretamos dichos comportamientos y situaciones, expandir nuestro “mapa de la realidad”, si quieres.

De ese modo, podremos hacer distinciones más finas acerca del significado o significados posibles de dichas situaciones y seremos más libres para poder considerar y elegir nuestras opciones de respuesta a dichas situaciones.

Si quieres mejorar tu vida y enfrentar los desafíos de una manera más efectiva, el reencuadre en PNL es una técnica que definitivamente debes probar.

Con un poco de práctica y paciencia, puedes aprender a aplicar el reencuadre en tu vida cotidiana y disfrutar de los beneficios que trae a ella.

¡Así que adelante, inténtalo y descubre cómo el reencuadre en PNL puede cambiar tu vida para siempre!

¿Modalidad Presencial u Online, Cuál es para Ti?

Averígualo en 1 Minuto. Haz Clic en la Imagen de Abajo

José Luis Yañez, MSc, NLP Master Trainer

José Luis Yañez, MSc OB Birkbeck College, University of London, Psicólogo Colegiado COP Madrid, AUNLP (R) Certified NLP Master Trainer, Master Life Coach & Advanced Clinical Hypnotherapist. Sr. Consultant People & Culture y Power Skills Coach, Trainer & Facilitator para www.isavia.com, www.avanzza.es (www.zinkgular.es) y www.mindgram.es. Creador y Profesor de los Programas de Certificación Practitioner PNL y Master Practitioner PNL en www.creartecoaching.com. Creador y Webmaster del Portal www.liderazgopositivo.com y de mi página personal www.joseluisyanez.com.

One Comment

  • José Luis Yañez, MSc, NLP Master Trainer dice:

    ¿Te sorprendes a veces a ti mism@ con tus reacciones emocionales negativas (ira, cólera, enfado, frustración, pesimismo, falta de confianza, baja auto-estima, etc.) cuando algo no sale como esperabas?, ¿O cuando surge un imprevisto que «rompe» los planes previos», ¿Cuando surgen dificultades?…

    Bueno, no estás sol@, la mayoría de nosotros experimenta esas emociones en alguna medida ante tales situaciones. Sin embargo, todos podemos hacer algo más por evitar que esas emociones aumenten en intensidad y lo que es peor, que nos lleven a comportarnos de maneras que más tarde podemos lamentar.

    La técnica de Reencuadre que te he explicado en este artículo sirve justamente para eso: para mantenerte en control de tus propias reacciones emocionales mediante la auto-gestión de tus propias posiciones perceptivas a la hora de interpretar el significado último de las situaciones desafiantes que afrontas.

    Te invito a experimentar con esta técnica de reencuadre cognitivo; comienza aplicándola en tu día a día, ante pequeños desafíos, hasta que consigas automatizar cada vez más tu percepción e interpretación del significado último de dichos desafíos desde un «marco» más útil y constructivo para ti, un «marco» que te permita descubrir las oportunidades y ventajas relativas que todo desafío puede traer consigo.

    Y recuerda, si quieres certificarte en PNL conmigo, visita: https://uapnl.com/programas/practitioner-pnl/, y si quieres reservar una sesión o un proceso de Coaching con PNL conmigo, visita: https://reservas.joseluisyanez.com

 ¡Doble Certificación Practitioner & Master PNL! 


 2 CERTIFICACIONES | 1 SÓLO CURSO  

 NLP Practitioner & Master | On-Line 

 Haz Clic ahora en el botón de abajo y consigue toda la información 
** Oportunidad Única : Hasta 40% DESCUENTO **
close-link
RESERVA AQUÍ TU INVITACIÓN AL TALLER (VIERNES 31 DE MAYO)
CERRAR

visibility